Abogado de California para Casos de Acuerdos de Cohabitación

Cuando una pareja casada se divorcia, puede tomar ventaja de las leyes de divorcio en California para decidir quién se queda con qué propiedad. Si las partes quieren más control sobre sus bienes, estas pueden formar un acuerdo pre nupcial o post nupcial. Sin embargo, las parejas no casadas que viven juntas en California no pueden tomar ventaja de estas mismas leyes. En su lugar, usted puede formar un acuerdo de cohabitación para ayudarle a usted y a su otra mitad decidir qué propiedad pasa a cuál parte y cómo se habrán de dividir los bienes compartidos.

Nuestros abogados de acuerdos de cohabitación de California pueden ayudarle a formar un acuerdo con su novio, novia, u otro compañero(a) cuando se mudan a vivir juntos para ayudarle a clarificar y proteger su derecho a propiedad en el evento de una ruptura. Para programar una consulta gratuita y saber más acerca de los acuerdos de cohabitación en California, contacte nuestras oficinas legales llamando al (805) 643-5555.

Legalidad de los Acuerdos de Cohabitación en California

Los acuerdos de cohabitación son esencialmente acuerdos que estipulan lo que sucede con la propiedad cuando usted y su pareja cohabitan. Las parejas no casadas o incluso los compañeros de cuarto podrían potencialmente redactar acuerdos como estos para determinar quién tomará los artículos compartidos cuando se muden, cómo se dividirán los costos compartidos, y qué propiedad será catalogada como separada e individual.

En muchas maneras, estos acuerdos son similares a los acuerdos prenupciales y post nupciales. Las parejas casadas utilizan estos acuerdos desde el inicio para dejar claro qué sucederá con su propiedad compartida luego de un divorcio.

Históricamente, las cortes y los legisladores no favorecían los acuerdos de cohabitación. Primero, estos pensaban que permitir dichos acuerdos promovería la cohabitación en lugar del matrimonio. Segundo, las cortes veían estos acuerdos como vía para utilizar el sexo como parte de estos acuerdos, en donde las partes accedían a vivir juntos y tener relaciones sexuales a cambio de mantener cierta propiedad. Hoy, las cortes son más maduras y comprenden que estos acuerdos existen más bien para proteger los derechos de propiedad y asegurar la justicia.

Típicamente, estos arreglos tienen efecto legal completo siempre que estos sean contratos válidos. Esto significa que cada parte debe firmar libre y voluntariamente. El uso de la coerción, intimidación, o violencia para inducir a una firma contractual invalida estos acuerdos. Igualmente, un acuerdo de este tipo queda invalidado mediante el uso de fraude o las mentiras que convencen a una persona a firmar un contrato que de otra manera no firmaría. No divulgar todos sus bienes puede causar problemas en este tipo de acuerdos.

Dividiendo la Propiedad Luego de Una Separación

Sin un matrimonio legal, las cortes típicamente no utilizan las reglas de divorcio para dividir propiedad. En su lugar, los artículos se sortean, basados en propiedad singular o propiedad en común. Cualquier cosa que usted trajera a la relación como propiedad suya, se mantiene así luego del matrimonio. Igualmente, cualquier cosa que usted comprara en conjunto o haya compartido intencionalmente con su compañero(a) se divide en partes iguales.

Determinar qué propiedad pertenece a una sola persona y que pertenece a una pareja puede ser difícil, especialmente si usted y su cónyuge utilizan todas las cosas o las comparten en el hogar. Aunque un testamento puede dejar saber claramente quién es dueño de una propiedad, determinar quién es dueño de otros activos puede ser más difícil de determinar.

Firmar un acuerdo de cohabitación puede definir claramente quién es dueño de una propiedad y que propiedad es propiedad en común. Esto puede prevenir disputas sobre propiedad en el evento de un rompimiento y puede ayudarle a proteger bienes importantes, tales como tesoros familiares, bienes de alto valor, bienes de negocio almacenados en su hogar, e inversiones.

Acuerdos Contractuales de Cohabitación Verbales vs. Escritos

En cualquier evento, en donde usted está buscando que dos o más personas accedan a ciertos términos, es mejor que los mismos consten por escrito. Es posible que las cortes pongan en vigor un contrato verbal relacionado a una división de bienes cuando usted entre y sale de una propiedad, pero estos acuerdos son más difíciles de probar. Casi en todos los casos, es mejor que un abogado experimentado redacte y tome las firmas de ambas partes. Típicamente, el acuerdo es más seguro si ambas partes están representadas por sus propios abogados.

En algunos casos, las cortes podrían poner en vigor acuerdos verbales que no fueron escritos o que ni siquiera cualifican como “acuerdos implícitos.” Por ejemplo, si usted permite que su novio o novia utilice sus muebles en su hogar compartido y lo tratan como si fueran sus propios muebles, puede inferirse que usted permitió su uso en calidad de dueño(a), y su pareja puede solicitar su parte cuando se separen. Contar con un acuerdo puede borrar cualquier duda e invalidar cualquier potencial acuerdo implícito que no fue parte de su acuerdo de cohabitación.

Acuerdos de Alimento Luego del Rompimiento de Una Relación No Marital

Los pagos de sustento conyugal hechos a su cónyuge luego de un divorcio, son conocidos como “alimento.” Las cortes a menudo utilizan otro tipo de nombre para denominar pagos hechos a personas.

Típicamente, las cortes no otorgan alimento entre compañeros luego de un rompimiento a menos que estuvieran legalmente casados, pero las cortes han mantenido los acuerdos para el sustento financiero y cuidado luego de un rompimiento. Sin embargo, al igual que los acuerdos de cohabitación, las cortes dudan en otorgarle fuerza a cualquier acuerdo en donde existe la posibilidad de tener relaciones sexuales a cambio de un sustento.

Contacte a Nuestros Abogados de Acuerdos de Cohabitación de California para Una Consulta Gratuita Sobre Su Caso

Si usted va a vivir con su pareja, contacte a un abogado para discutir las ramificaciones legales de las propiedades compartidas. Nuestros abogados pueden ayudarle a redactar un acuerdo de cohabitación para ayudarle a usted y su pareja a aclarar cualquier situación relacionada a cómo serán divididas las propiedades en el evento de una separación o mudanza.  Para una consulta gratuita sobre su caso, contacte a nuestros abogados de acuerdos de cohabitación de California de Las Oficinas Legales de Bamieh y De Smeth. Nuestro número es el (805) 643-5555.

Abogado de Defensa Criminal en Ventura
Abogados de Daño Personal en Ventura
Abogado de Accidentes de Auto en Ventura
Abogado de Daño Personal en Santa Barbara
Abogado de Defensa Criminal en Santa Barbara
Abogado de Accidente de Motocicleta en California
Abogado de Negligencia Médica en California